Sentencias cláusulas suelo

Indudablemente, las sentencias que se han dictaminado con relación a las polémicas cláusulas suelo incluidas en los contratos hipotecarios han supuesto para los perjudicados un enorme respiro, en especial para todos aquellos hipotecados a los que les resultaba prácticamente imposible poder hacer en frente de su hipoteca. Por último, tras años de lucha, los perjudicados por las cláusulas suelo han podido ver como exactamente las mismas se han ido anulando progresivamente y se hace justicia con los usuarios.

Mucho ha sido lo que ha dado de que charlar el tema de las conocidas cláusulas suelo, y no cabe duda alguna que han causado mucho daño a infinidad de particulares y familias, que se han visto ahogadas para poder abonar y hacer en frente de su hipoteca. Las distintas entidades no han tenido más antídoto, tras las sentencias dictadas por el Tribunal Supremo, que cancelar las cláusulas suelo y además de esto, devolver todas y cada una de las cantidades inapropiadamente cobradas a sus clientes del servicio desde mayo de dos mil trece.

Existen en nuestros días eminentemente 2 sentencias del Tribunal Supremo en favor de los perjudicados por las cláusulas suelo que han conseguido revolucionar el planeta de la banca y que han logrado aportar oxígeno a los muchos hipotecados perjudicados:

Tabla de contenidos

Sentencia del Tribunal Supremo de data nueve de mayo de 2013

La primera sentencia, y la más esencial, es la sentencia dictada el nueve de mayo del año dos mil trece, puesto que se trata de la primera sentencia firme a este respecto, donde se declara que las cláusulas suelo son desmesuradas y bien poco o bien nada trasparentes para los usuarios, y en consecuencia, son declaradas nulas. En esta primera sentencia el Tribunal se hizo hincapié en la necesidad y obligación por la parte de las entidades de informar de forma clara y sucinta a todos aquellos clientes del servicio que firmaran una hipoteca de lo que pasa en caso de que el género de interés descienda hasta cierto punto.

El Tribunal Supremo señaló en esta primera sentencia que el banco debe aclarar al usuario que dicho préstamo se convierte en un préstamo a interés fijo variable, únicamente en alza y jamás ofertando beneficio alguno en relación de las bajadas del índice de referencia, normalmente el Euríbor. Además de esto de ello, el Tribunal Supremo expresó en esta sentencia de dos mil trece que la cláusula en ningún caso tiene que pasar desapercibida para el cliente del servicio, y que es deber de todas y cada una de las entidades informar a los clientes del servicio meridianamente, eludiendo la dificultad en el contrato hipotecario firmado.

Como resultado dada esta sentencia, se consiguió que las cláusulas suelo fuesen declaradas desmesuradas y poco trasparentes, prohibiendo su empleo en el presente y en el futuro, cuando menos de la manera en la que habían venido siendo usadas hasta el instante.

Sentencia del Tribunal Supremo de data veinticinco de febrero de 2015

La segunda sentenciadictada el veinticinco de febrero del dos mil quince por el Tribunal Supremo se hace cargo de aprobar la nulidad de las cláusulas suelo que han sido incluidas en los contratos hipotecarios debido a ser consideradas desmesuradas, como por la carencia de trasparencia. En esta sentencia, el Supremo reconoce que se debe proceder a devolución de las cantidades que habían sido abonadas inapropiadamente por los clientes del servicio de los bancos y relativas a todas y cada una aquellas cláusulas suelo que han sido declaradas nulas, tal como refleja la precedente sentencia de mayo de dos mil trece.

Puede decirse que esta sentencia del pasado dos mil quince es una clara confirmación de la nulidad de las cláusulas suelo que supone, para los perjudicados por estas cláusulas una incontrovertible garantía de cobro del dinero pagado de más a la entidad.

La primordial consecuencia que han conllevado las dos sentencias sobre la cláusula suelo, singularmente la primera de ellas, es que las distintas entidades no pueden incluir de nuevo estas cláusulas en otros contratos hipotecarios con sus clientes del servicio, de tal modo que exactamente las mismas garantizan que ningún usuario vaya a padecer indefensión en el futuro en frente de los bancos o bien cajas. Además, dichas sentencias son el perfecto arma a fin de que los perjudicados puedan ser resarcidos por los dalos causados y pedir la devolución pertinente por el dinero abonado de más.

En otras palabras, dichas sentencias son claves no solo para cancelar las cláusulas suelo, sino más bien para por su parte obligar a los bancos a la remediar el daño causado y rembolsar el dinero inadecuadamente cobrado a sus clientes del servicio.

Además de las Sentencias del Tribunal Supremo hay otras de mucho interés:

Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Se espera que en el verano de dos mil dieciseis el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie sobre la retroactividad de las cláusulas suelo en España, concretamente sobre las cuestiones prejudiciales que le fueron planteadas en su día por 7 de las audiencias provinciales españolas. Cuando se disponga de la sentencia del TJUE se va a hacer llegar a nuestros lectores, dada su suma importancia, puesto que podría obligar a las entidades a devolver el dinero cobrado de más desde exactamente el mismo instante de la firma del contrato hipotecario.

A modo de adelanto, tienes que saber que el procedimiento ha sido informado por los fiscales de la Comisión Europea, en el sentido de dar la razón a los usuarios españoles.

Otras sentencias estimatorias de otros tribunales

Sentencia del Juzgado de lo Mercantil n.º dos de Alicante, de data catorce de marzo de 2016

En esta ocasión se condena al Banco de Caja España de Inversiones Salamanca y Soria S.A.U. (CEISS), a devolver las cantidades inadecuadamente percibidas con carácter retroactivo, solamente desde la Sentencia del Tribunal Supremo de mayo de dos mil trece, aparte de los intereses legales y el pago de las costas. Lógicamente, se declara la nulidad del suelo de la hipoteca

Sentencia del Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Cádiz, de data veintidos de diciembre de 2015

En este caso la sentencia va un paso más allí (un enorme paso), puesto que no se restringe solamente a establecer el carácter retroactivo desde mayo de dos mil trece, sino establece la devolución de todo el dinero pagado de más desde la firma del préstamo hipotecario, específicamente desde el año dos mil seis.

La causa mencionada el juez para declarar nula la cláusula es la “abusividad”, puesto que tenía un tipo mínimo resultante de un tres con cinco por ciento , entendiendo además de esto que la devolución íntegra del dinero es una consecuencia lógica de la declaración de nulidad.